Videos

Cuidemos el agua

Nuestros ríos y mares

Hola amigos soy La Tierra, sí, sí el planeta donde vivís y hoy me he levantado especialmente triste. ¿Sabéis por qué? Porque he soñado que la contaminación de las aguas aumentaba y todos los seres vivos que habitan en mares, océanos y ríos desaparecían.Y, aunque ha sido solo un sueño, os puedo asegurar que si no dejáis de contaminar el agua, en poco tiempo, este triste sueño se hará realidad.La contaminación del agua me preocupa muchísimo, y más aún, si tenemos en cuenta que tres cuartas partes de mi superficie está cubierta por ella. Aunque me llame Tierra, si me vierais desde el espacio, os parecería que soy más bien de agua de hecho también me llaman el planeta azul.

Todo el mundo sabe que el agua es imprescindible para la vida, sin el agua no existirían plantas, ni animales, ni tampoco existiríais vosotros, los seres humanos. Sin embargo mucha gente sigue arrojando en mares y ríos bolsas de basura, botellas, muebles… como si fuera un contenedor en el que poder deshacerse de todo aquello que no quieren.En muchos hogares se tira por el desagüe líquidos como aceite y productos sucios que se mezclan con el agua , y ese agua tan contaminada viaja a través de tuberías, hasta los ríos y mares.También hay empresas que vierten en ellos productos químicos que causan muchísima contaminación y matan a muchísimos animales acuáticos. Aquí podéis ver a esta foca comiéndose una bolsa de plástico pensado que es comida… No sabemos si la pobre sobrevivirá. O esta rana muerta por culpa de la contaminación.

Otro gran enemigo del agua que cubre mi superficie es el petróleo. ¡Nos os podéis imaginar el daño que le ha hecho a mares y océanos! Los hundimientos de barcos que lo transportan han provocado grandes catástrofes, que solo el paso de los años podrá curar. Pero con esto que os cuento no quiero poneros tristes, ya que por muy malas o complicadas que parezcan las cosas siempre tienen solución.Además, estoy segura de que si me ayudáis, entre todos, trabajando en equipo, conseguiremos que el agua vuelva a estar limpia y que los seres vivos que en ella habitan estén a salvo.Una forma en la que puedes ayudar es recogiendo tus desperdicios el día que vayas de excursión y nunca, nunca echarlos a la playa o al río. Otra forma es no tirar aceite u otros líquidos, como pintura, por el desagüe. Además, podemos animar a nuestros familiares y amigos a que ellos también mejoren sus hábitos y empiecen a pensar más en la importancia de acabar con la contaminación del agua.

Cuidar el agua es cuidar la vida.

Por eso tenéis una gran responsabilidad. Necesito de la ayuda de cada uno de vosotros para poder estar sana. Si cuidáis el agua, cuidáis de mi, de la naturaleza y también de todos los seres vivos. Estoy segura de que entre todos vamos a conseguir que mi triste sueño no se haga realidad.