Fecha Celebre

Día de la Mujer Boliviana

11 octubre 1978

El 11 de Octubre fue instituido como Día de la Mujer Boliviana con el Decreto Supremo 17081 del 2 de octubre 1979, impulsado por Lydia Gueiler Tejada, la única mujer que hasta ahora ha cubierto el cargo de Presidente de Bolivia. La fecha fu elegida en homenaje al nacimiento de Adela Zamudio Ribero, escritora, pedagoga y luchadora social para la emancipación de las mujeres bolivianas.

¿Quién Fue Adela Zamudio?

Adela Zamudio Ribero (Cochabamba 1854-1928) es considerada la pionera de la emancipación de la mujer en Bolivia y su legado es reflejado hoy en día en la Constitución Política del Estado, que garantiza a la mujer boliviana el derecho de desarrollarse en igualdad de condiciones y como parte fundamental de la sociedad civil.

Muy diferentes era la situación en la época en la que vivió Adela Zamudio, cuando a las niñas era permitido asistir al colegio solo hasta 3ro. de primaria, como ella misma denunció en 1914, en el polémico artículo Temas pedagógicos. La lucha para la educación de la mujer fue central en la vida de la escritora, que se formó de manera autodidacta, llegando a publicar su primer poema Dos rosas a los 15 años, con el pseudónimo de Soledad.

Uno de sus más grandes anhelos era enseñar, sueño por el cual luchó y que finalmente alcanzó en 1890, consiguiendo ingresar como maestra en la Escuela San Alberto, en su ciudad natal. A partir de entonces su actividad como pedagoga fue incansable, logrando fundar en Cochabamba el primer Liceo de Señoritas, del cual fue luego directora por muchos años.

Luchó con firmeza para defender sus ideas progresistas, en una sociedad marcada por el conservadurismo y el clericalismo que limitaban fuertemente el derecho de la mujer a desarrollarse plenamente. A través de escritos publicados en varios medios de comunicación, impulsó la enseñanza laica en los colegios, la separación de poderes entre el Estado y la Iglesia Católica, apoyó el matrimonio civil y, en un artículo del 1926, se declaró a favor de la ley de divorcio, que fue promulgada en 1932.

Su ejemplo motivó la publicación en Oruro, en 1921, del primer número de la revista “Feminiflor”, dirigida y escrita por mujeres que reivindicaban la emancipación femenina y, en 1923, la creación en La Paz del Ateneo Femenino, la primera organización autónoma de mujeres que luchó por estos ideales.

En reconocimiento a sus valores humanos y literarios, Adela Zamudio fue distinguida por el gobierno boliviano en 1926, en un solemne acto público, dos años antes de su fallecimiento.

Su obra literaria

La obra literaria de Adela Zamudio se divide en poemas, cuentos y novelas breves y, aunque en su época fue reconocida sobre todo como poetisa, hoy en día se da igual importancia a su obra en prosa.

A nivel formal, sus poemas pertenecen a la corriente literaria del Romanticismo, sin embargo su contenido expresa la rebeldía radical de Zamudio a las convenciones e injusticias de la época, como en el famoso poema Nacer hombre.

Entre su producción en versos, se señalan los poemarios Ensayos poéticos (publicado en Buenos Aires, en 1887), que le valió su designación como “Socia de Honor” del Círculo Literario de La Paz en 1888,  y Ráfagas (publicado en Paris, en 1914)

Los cuentos y novelas cortas narran hechos y situaciones de la vida cotidiana, aunque no faltan relatos con una vena imaginativa y fantástica. Muchos de ellos aparecieron inicialmente en periódicos y revistas, para ser luego recopilados y publicados después de la muerte de la escritora. Destacan entre otros:

Violeta o la Princesa Azul (Cochabamba, 1890)

  • El castillo negro, pieza teatral dirigida al público infantil (Cochabamba, 1906).
  • Cuentos breves, una recopilación publicada por Gustavo Adolfo Otero en La Paz, en 1943.
  • Novelas cortas, otra recopilación publicada en el mismo año por Luis Taborga, en 1943.

 

Nacer hombre

Cuánto trabajo ella pasa

por corregir la torpeza

de su esposo, y en la casa,

 (Permitidme que me asombre).

Tan inepto como fatuo,

sigue él siendo la cabeza,

porque es hombre!

 

Si algunos versos escribe,

de alguno esos versos son,

que ella sólo los suscribe.

 (Permitidme que me asombre).

Si ese alguno no es poeta,

por qué tal suposición

porque es hombre!

 

Una mujer superior

en elecciones no vota,

y vota el pillo peor.

 (Permitidme que me asombre).

Con tal que aprenda a firmar

puede votar un idiota,

porque es hombre!

 

Él se abate y bebe o juega.

En un revés de la suerte:

ella sufre, lucha y ruega.

 (Permitidme que me asombre).

Que a ella se llame el “ser débil”

y a él se le llame el “ser fuerte”.

Porque es hombre!

 

Ella debe perdonar

siéndole su esposo infiel;

pero él se puede vengar.

 (Permitidme que me asombre).

En un caso semejante

hasta puede matar él,

porque es hombre!

 

Oh, mortal privilegiado,

que de perfecto y cabal

gozas seguro renombre!

En todo caso, para esto,

te ha bastado

nacer hombre.

(Adela Zamudio)

 

La Mujer Boliviana Hoy

Han pasado más de 100 años desde que Adela Zamudio escribió estos versos, sin embargo, no obstante el progreso de la sociedad y los derechos establecidos por la Constitución y la legislación boliviana, muchas de las injusticia que ella denunció siguen afectando a gran parte de la población femenina del país.

Sobre un total de 11.216.000 habitantes, según datos del Instituto Nacional de Estadística para 2017, el 50,7% de la población boliviana es constituido por mujeres y el 49,3% por hombres. La mujeres bolivianas tienen hoy, no solo el derecho de voto reclamado por Adela Zamudio, sino la posibilidad de ser elegidas en igualdad de oportunidades, en base a la normativa que prevé que el 50% de los candidatos de las listas electorales sean mujeres. Esto ha provocado un aumento significativo de diputados y senadores mujeres, que hoy constituyen el 27% por ciento del total de escaños.

También a nivel educativo los progresos han sido muchos y, aunque en algunas zonas rurales las niñas siguen abandonando la escuela primaria para hacerse cargo de tareas domésticas, a nivel nacional el acceso a la instrucción superior es casi paritario, siendo que el 28,1% de la población masculina cuenta con un nivel de educación superior, mientras que la población femenina llega al 25,9%.

Sin embargo, la nota negativa está constituida por los elevados índices de violencia en las relaciones de pareja, con el 74,7% de las mujeres casadas, o en unión libre, que sufren o han sufrido situaciones de violencia, mientras que 51,9% de las mujeres solteras vivieron algún episodio de violencia por parte de su enamorado, novio o ex pareja. La más común es la violencia psicología, donde el agresor controla a su pareja en su forma de vestir, en sus amistades y horarios, seguida por la violencia física, sexual y económica.

COMPARTE ESTA PUBLICACIÓN
Fecha Celebre

Día del mar

El 23 de marzo, en Bolivia, se conmemora la pérdida del departamento del Litoral a favor de Chile, como resultado de la Guerra del Pacífico (1879-1883).